Charles Edward Anderson Berry, el legendario Chuck Berry, falleció con 90 años después de siete décadas de carrera.
Es considerado de manera indiscutible como uno de los pioneros y forjadores de la música rock and roll y llamado el «padre fundador» del género.  Su carrera discográfica comenzó en 1955 con el legendario sello discográfico Chess, en Chicago.
Su primer tema lanzado, «Maybellene», se convirtió en uno de los primeros éxitos del rock and roll. Quizás el primero.
En los próximos años, él marcó una sucesión de éxitos como «Roll Over Beethoven», «Sweet Little Sixteen», «Carol» y el clásico «Johnny B. Goode». Su música trascendió la barra de color de piel que fue un verdadero obstáculo para muchos artistas negros contemporáneos.

En 1972, en uno de los programas más populares de la televisión estadounidense de esos tiempos, John Lennon lanzó una afirmación temeraria… «Si tienes que darle otro nombre al rock and roll, podrías llamarlo ‘Chuck Berry'».
Lennon, que llevaba dos años como solista después de la separación de The Beatles, reconoció de esa manera al «padre fundador» del rock and roll y razones no le faltaban.
Ya en sus años como parte del inolvidable cuarteto de Liverpool, John había aprovechado los punteos de guitarra de Berry para enriquecer su música.
Es más, The Beatles tocaron muchas veces temas del músico afroestadounidense desde sus primeros años.
Canciones míticas de Berry como «Roll Over Beethoven», «Rock And Roll Music» o «Too Much Monkey Business» fueron interpretadas por Lennon, McCartney, Harrison y Starr.